sábado, 21 de julio de 2012

INTELIGENCIA




http://4.bp.blogspot.com/_GyVE4dH43Ww/Sw7Rt49IPcI/AAAAAAAABcU/xuI1UKBWEPY/s400/examen.jpg


He vuelto a Barcelona brevemente. Me encuentro con algunos estudiantes. Me cuentan sus penas. También otros hallazgos.
 

EL ESTUDIANTE QUE SACÓ 0 EN UN EXAMEN

(Yo le hubiera dado 100)


P1. ¿En qué batalla murió Napoleón?

* en la última


P2. ¿Dónde fue firmada la declaración de la Independencia?


* al final de la página


P3. ¿El río Ravi corre en qué estado?


* líquido


P4. ¿Cuále es la primera causa de divorcio?


* El matrimonio



P5. ¿Qué no se puede comer nunca en el desayuno?


* El almuerzo y la cena



P6. ¿A qué se parece la mitad de una manzana?


*
A la otra mitad


P7. Si tiramos una piedra roja en el mar azul, ¿qué le pasará?


* Se mojará



P8. ¿Cómo puede permanecer un hombre 8 días sin dormir?


* Durmiendo de noche



p9. ¿Cómo podemos levantar un elefante con una sola mano?


*Nunca vamos a encontrar un elefante que tenga una sola mano.




P10. Si usted tuviera tres manzanas y cuatro naranjas en una mano, y cuatro manzanas y tres naranjas en la otra, ¿qué tendría?


* Unas manos muy grandes



P11. Si se necesitaron ocho hombres para construir un muro en diez horas, ¿cuánto tiempo les tomaría a cuatro hombres construir el mismo muro?


* Ningún tiempo, el muro ya está construído.



P12. ¿Cómo se puede dejar caer un huevo crudo en un piso de concreto sin quebrarlo?


* De cualquier manera, un huevo crudo no puede quebrar un piso de concreto.





P.S. La tentación ahora sería invocar a Juan Ramón: Inteligencia dame el nombre exacto de las cosas... Pero ya bastarían respuestas así...

14 comentarios:

  1. No sé de dónde habrá salido el texto que nos ofreces, y que efectivamente es divertido. No parece español (la expresión "concreto" es hispanoamericana). Y hay preguntas que parecen hechas aposta para que les den esa respuesta. El caso más claro es el primero: Napoleón, de hecho, no murió en ninguna batalla, sino en su destierro de la isla de Santa Elena). Pero en fin, está muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, esa misma sospecha sobre el cocreto la tenía yo, pero no era cuestión de ponerse estupenda. De hecho,tenía este archivo y... me ha parecido divertido, dado que en setiembre me espera... lo inenarralable.
    Dios mediante!, que se decía

    ResponderEliminar
  3. A todos, o a muchos, nos espera lo inenarrable: toda mi solidaridad. Pero hay (sé que eso no consuela) casos más graves. Mi mejor amigo es realizador en Telemadrid (trabaja allí desde que empezó la cadena). Tiene todos los motivos, que no te detallaré, para pensar que no terminará el año trabajando, sino en el paro y con los cuatro duros que ahora dan (como un altísimo porcentaje de los que allí trabajan, no por nada particular suyo). Tiene 55 años y dos hijos. Imagínate el panorama. En fin, así estamos, por desgracia.

    ResponderEliminar
  4. En mi caso la desesperanza (y ahora ya un desánimo creciente) procede no de la situación personal o particular (empiezo a creerme privilegiada, como si no me lo hubiera currado) sino de lo que estoy viviendo a través de los alumnos con que trato y converso. Aparte que ayer me pasé unas cuantas horas en salas de espera clínicas y estaba más expuesta que nunca a ese tipo de relatos. Un abrazo!
    Hoy he estado prácticamente tres horas leyendo el periódico, desde las 15:00 que acabé de comer. Algo absolutamente incomprensible, este progresivo aumento del tiempo que le dedico. Sencillamente en un esfuerzo inútil por entender o buscar algún minimo dato oxigenante.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ja! La de la independencia es soberbia, y la del río desvela una vocación fisicoquímica frente a otra geográfica.

    Bien mirado, el chiste está en las preguntas. Quien las formuló se olvidó de unas de las primeras trampas del lenguaje: la ambigüedad. Los abogados y los legisladores saben mucho de eso

    ResponderEliminar
  6. Un respiro simpático el que nos traes, Ana. Da gusto sonreírse con esta inteligencia. Me ha recordado a aquellas antologías sobre el disparate con que tantas carcajadas solté en otros tiempos.
    Ánimo (en septiembre y ahora, todos lo necesitamos) y gracias por el oasis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sí, Isabel... Ya vuelvo a Estar en Asturias, con un día lo suficientemente luminoso como para calmar el dolor de las imágenes que dejé atrás este fin de semana... Hasta Barcelona llegó ayer lunes el humo y el olor a pino quemado... Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Ana Rodríguez

    Tú te vas a Asturias y yo vuelvo de Murcia. Después de bastantes días de vacaciones sin ver la tele ni leer el periódico, hoy pongo las noticias y me entero que Cataluña ha pedido un rescate, es decir, todo va como siempre últimamente: de mal a peor.

    Otra cosa, ¿no ibas a publicar una novela? Cuando la publiques avisa, me gustaría leerla.

    ResponderEliminar
  9. Eduardo... creo que aún va a empeorar todo un poco más... Afortunado tú que puedes desconectar tanto. Por cierto, en la escapada a BCN me hice con el librito de Benjamin (Olañeta) que comentaste: ideal para el viaje de vuelta.
    Mi novela finalmente saldrá en setiembre, y habrá presentación en BCN si todo sigue moderadamente... ¿bien?
    Un abrazo y gracias por el interés!

    ResponderEliminar
  10. Están muy buenas todas las respuesta, son cómicas, aún cuando sea un examen real o no, es una buena razón para amanecer y darle una sonrisa a nuestro día.

    ResponderEliminar
  11. A mí me resultó divertido y pensé compartir las risas. Saludos risueños!

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno. Algunas preguntas son de diez, sí.

    Este año, una alumna de 16, me puso lo siguiente en un examen en el que pedía que describieran el personaje de Celestina:

    "Era un poco putilla".

    A ver cómo le explicas que, teniendo razón, no la tiene. :-p

    Otra buena sobre Bécquer: "Era un poeta retrasado del Romanticismo".

    Y sobre los entremeses de Cervantes: "Unos platos muy ricos que aprendió a hacer Cervantes para antes de comer lo principal".

    El absurdo a veces en los exámenes llega a tal punto que no queda más remedio que tomárselo a guasa...

    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  13. Innes, no iba muy desencaminad@... porque yo estudiaba a Bécquer y Rosalía de Castro bajo un epígrafe titulado "Románticos Rezagados". Habría que averiguar si los entremeses aprendió a preparalos en Argel.. Entonces también Cervantes sería un modernísimo de la cocina-fusión

    ResponderEliminar